BIKE Transalp 2018 Etapa 1: Imst-Nauders

La BIKE Transalp 2018 transcurre por el accidentado paisaje montañoso entre el macizo del Ortler y Adamello. Las montañas son descomunales y los senderos son numerosos. Pedalear al lado de los glaciares de casi 4.000 metros de altura nos ha hecho descubrir desde senderos poco utilizados hasta pasos panorámicos como el paso de Gavia, de unos 2.621 metros de altura. También pasamos por muchas zonas con excelentes y divertidos senderos freeride. Hay una gran variedad de carreras de montaña por etapas, pero la BIKE Transalp es sin duda una de la que más merece la pena de realizar.

Después de conducir día y medio, llegamos a Imst el sábado 14 de julio por la mañana temprano, y nos dirigimos directamente al camping para dejar los trastos y poder ir a recoger dorsales y demás. Una vez metido todo en la bolsa que nos dieron (solo 15kg) nos fuimos a descansar, que menuda paliza de viaje.

Etapa 1: Imst – Nauders

1ªetapa Imst-Nauders finiquitada 😓 88km y 2900m de desnivel 😬😬 Ésto es durísimo, puertos interminables con porcentajes crueles, bajadas empinadisimas q te dejas las manos y ni descansas, senderos de vértigo y aéreos. Mil gracias a Rubén Hood que ha hecho todas las fotos y a sido un compañero de equipo excelente!!!! 😘😘

“Las primeras sorpresas”

Stage 1
Route: Imst – Nauders Level:5
Kilometer:88,90
Altitude differences:2.942m

Comenzamos en el bucólico pueblecito de Imst en Austria. La etapa de hoy son casi 90km con “solo” 3000m de desnivel… para entrar en materia. A las 9h de la mañana empezamos a dar pedales los más de novecientos corredores.

En cuanto hemos dejado el asfalto y hemos empezado a rodar por la tierra, el pelotón ha levantado una gran polvareda, al igual que una manada de ñus por las praderas del Serengueti. Ya que según salíamos y atravesábamos las bonitas calles de Imst bajábamos unos 4 km hasta el río.

Unos pocos kilómetros más adelante, cada uno estaba en su sitio, unos muy adelante, y nosotros, algo más detrás (pero a buen ritmo) ya que comenzaba la primera subida del día.

No hay tiempo para “calentar” en la BIKE Transalp. Ya en  esta primera etapa necesitaremos tirar de mucha fuerza.

La ruta comienza a lo largo de la famosa Vía Claudia, conocida como una pista que atraviesa un suave valle. Pero no nos engañemos, ya que el recorrido de BIKE Transalp muy a menudo deja de lado este cómodo camino.

La primera parte subimos a Pillerhöhe, con 1000 metros de diferencia de altitud en 25 km (aproximadamente una media del 5%), y es perfecta para pillar ritmo.

Desde Pillerhöhe, un descenso panorámico, con tramos bastante técnicos, primero por un prado, luego por un precioso y frondoso bosque, que conduce por el valle del río Inn hasta Prutz, en otro valle, ya llevamos 33km. Esto pasa muuy deprisa, pero no nos podemos confiar en ningún momento.

Por una antigua carreterita estatal de tráfico tranquilo, llaneamos como si no hubiera un mañana durante unos 10km a lo largo del río y llegamos a Prutz , allí  enlazamos de nuevo con la Via Claudia que seguimos hasta llegar a Tösens, aquí se acaba lo bueno.

Este tramo de pista que va por la empinadísima orilla del río Inn es ciclable la mayor parte del tiempo aunque veces es necesario portear la bicicleta.

En Tösens comienza otra escalada de 800 metros de desnivel con un grado aproximado del 13%, con muchos tramos de hasta el 20%,  es lo que nos llevará  hacia el Pfundser Tschey. El Pfundser Tschey en sí es un lugar hermoso: una gran variedad de casas de madera que se encuentran en un prado verde, justo en frente de las hermosas montañas de Nauders.

El descenso a Pfunds comienza en una inofensiva estrecha carretera asfaltada y termina en una auténtica ruta de senderismo o sendero de cabras con vistas panorámicas del valle. Diversión y aventuras garantizadas. Desde Pfunds, la ruta conduce al de nuevo a otro río y por el puente Kajetan pasamos a Suiza. Ahora vienen otros 10km de llaneo para volar. Me pongo a rueda de Rubén y nos plantammos en na y menos en la base de la siguiente y última, creemos , subida.

Nos tenemos que enfrentar con otros 600 metros  de diferencia de altitud en 5km!, desde Sclamischot hasta Losschrofen, para llegar al gran final, menuda risa, y menudos rampones!. Y finalmente, una vez arriba, una divertida mezcla de caminitos forestales y ondulados senderos de prados nos esperan antes de llegar a la meta en Nauders de nuevo en Austria.

Nos habían dicho que la Transalp era una prueba muy pistera. Pero después de esta etapa hemos podido comprobar que nada más lejos de la realidad. Muchas sendas y algunas han sido muy técnicas, por la pendiente, pero en general han resultado muy divertidas.
Además de las sendas, la etapa nos ha deparado algunas sorpresas, como han sido varios tramos de push-carry como dicen por aquí. De empujar la bici a pie, vamos, que te deslomas y te ponen los gemelos onfire!. En el road-book no estaba previsto y aparecían como pista. Sin embargo, ahí nos tenías a todos pateando por encima de piedras y escalones que hacían imposible el pedaleo.

Pero bueno, primera etapa superada, he llegado molida así que nos damos prisa en buscar el hotel donde nos han dejado las maletas, una ducha, estirar, el compex, etc para luego ir a la Pasta Party, que buena nos tenían preparada….

STRAVA

GALERÍA DE IMÁGENES

También en GoogleFotos

https://photos.app.goo.gl/1gqsynAQEQUvL9KB7

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.